Nuevo Gigante
Bienestar & Salud Mindfulness

¿Qué es Mindfulness y cuáles son sus 7 beneficios?

¿Tu cuerpo vive en el presente, pero, y tu mente...?

La estridente velocidad en la cual vivimos insertos a diario provoca que psicológica, emocional y fisiológicamente nos enfermemos pese a los avances de la ciencia. Muchas de las enfermedades no residen únicamente en el cuerpo sino en la mente y en el espíritu, haciendo que nuestra calidad de vida decaiga drásticamente convirtiéndonos en individuos más grises y erráticos.  

Vivimos corriendo de un lado para otro con el propósito de «hacer todo lo que se supone que debemos hacer», por si no fuera poco, en el intertanto (sumado a este incesante ajetreo) El problema es, que estos malestares tarde o temprano  comienzan a manifestarse en el cuerpo en forma de dolores de cabeza, cambios posturales, dolores de espalda y cuello, colon irritable, etc. Al punto de generar consigo depresión, crisis de pánico, o incluso, enfermedades invalidantes como el cáncer. Muchas de estas dolencias y/o padecimientos tras ser evaluados por profesionales se sigan desconociendo sus causas físicas específicas.

Nuevo_Gigante_icon_color

Optamos casi de manera obligada por silenciar nuestras emociones, angustias y frustraciones, incluso nuestras alegrías, tanto como sea posible ocasionando problemas severos que se manifiestan en nuestro cuerpo

-

¿Es posible enfermar de manera crónica debido a una profunda tristeza sostenida en el tiempo?

Muchas preguntas de este tipo tienen su explicación en la necesidad natural que tenemos de defendernos psicológicamente frente a un problema o emoción que nos desagrada, hasta el punto de somatizarla. El cuerpo queriendo restaurar el equilibrio psicológico nos envía señales de alerta que se perciben por medio de síntomas para así informarnos que algo malo está ocurriendo.

Nuevo Gigante
La sobreexcitación propia de la vida moderna nos impone un ritmo difícil de sobrellevar que nos produce sentimientos de ira, ansiedad y angustia volviéndonos más inseguros frente al mundo

El problema de encontrarnos en esta encrucijada es que ocasiona que no podamos ser tan efectivos como queremos en el ámbito personal y social, siendo más erráticos mientras sobregeneramos estrés a raudales.

Nuestra atención decae mientras nuestra mente vaga errante de un contenido a otro sin detenerse, ocasionando una forma extraña de funcionamiento mental y emocional cuyo inexistente descanso, incluso cuando dormimos (ya sea debido a un exceso de información o a la poca claridad en la elección de nuestras ideas) genere así, una colosal bola de nieve que nos desgasta a nivel físico y cerebral afectando con severidad nuestra calidad de vida.
Honestamente ¿esto te parece conocido?

¿Qué es Mindfulness y cómo puede ir en ayuda de nuestra calidad de vida?

Mindfulness puede ser entendido como la práctica y/o capacidad mental que cultivándose de manera frecuente por medio de la meditación logra en nosotros un estado de atención plena que nos conecta con el momento presente, haciéndonos más conscientes de nuestro mundo interior y de la realidad que habitamos. «La atención plena», que es como también se le conoce, nos permite aprender a vincularnos de manera directa y efectiva con aquello que experimentamos en nuestra vida (sensaciones, emociones y acciones) asimismo, con los acontecimientos presentes: en el aquí y el ahora. El término “plena(o)” hace alusión a la cualidad de “plenitud” que se manifiesta reveladoramente al sincronizar cuerpo-mente-espíritu en la experiencia presente del momento.

Nuevo Gigante

La práctica del Mindfulness nos invita a poder reflexionar pausada y esperanzadamente sobre los desafíos de nuestra vida, visulumbrando de manera más optimista lo que ha de venir, ayudándonos a sobreponernos frente al sufrimiento, el pánico o la pérdida: no acallando ni evadiendo lo que sentimos, sino siendo testigos de un cambio de razonamiento frente a los dolores de la vida. 

Muchas veces el problema no se centra en la atención en sí misma, sino más bien, en el «tipo de atención» que nos regalamos. Esa atención atiende a ser un cuestionamiento reiterado de nosotros mismos que enjuicia dolorosamente los hechos ocurridos en el pasado o hechos que aún no ocurren. Adelantarnos de esa manera hace que nos propinemos sufrimiento gratuito que sólo deviene en aislamiento, falta de autoestima y desconocimiento propio.

Por medio de la meditación alejamos estas infructuosas divagaciones que sólo desgastan nuestras energías y menoscaban nuestro estado de ánimo. Comprendemos de esta manera  los beneficios de sumergirnos en la realidad presente, contemplando a la experiencia como fuente válida de conocimiento y cambio innovador en nosotros mismos.

Nuevo_Gigante_icon_color

Mindfulness nos obliga a dejar de sentirnos víctimas de las circunstancias; así como a alejarnos de vivir diariamente en "piloto automático".

-

Mindfulness desarrolla actividades atencionales que benefician el aprendizaje de la focalización consciente, por medio de la manera recursiva (atención centrada en un objeto) Asimismo, por medio de la apertura total  que acontece en momento (sensaciones, ideas, etc.) sin que la mente deambule sin rumbo sin saber dónde ir. Esto genera un estado de concentración conducente hacia una condición mental de calma y tranquilidad a partir de la cual se hace posible apreciar con mayor claridad la propia actividad mental, incrementando la capacidad metacognitiva de autobservación, vale decir, aquella capacidad que hace que la mente pueda observarse a sí misma y entender su propia naturaleza. Con ello, podremos conocernos mucho más, haciéndonos más conscientes de nuestros patrones mentales pudiendo modificarlos y flexibilizarlos.

Mindfulness nos invita a abrir nuevas posibilidades siendo espectadores de nuestro mundo interior ampliando nuestro discernimiento y compasión volviéndonos personas menos juiciosas con nosotros mismos y con los demás. 

Los 7 beneficios del Mindfulness

Nuevo Gigante

1.- Faculta la concentración

Mindfulness consigue aumentar los niveles de flexibilidad cognitiva, adaptabilidad mental y conductual, así también, los niveles de atención general incidiendo notablemente en quienes sufren de déficit atencional. He ahí la importancia de esta práctica en niños.

2.- Protege nuestro cerebro

La práctica regular de Mindfulness cuenta con la capacidad de modificar la estructura mental del cerebro preservando nuestras células y evitando el envejecimiento prematuro.  Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, junto al Hospital General de Massachussets demostraron que mediante la meditación aumenta el tamaño de los telómeros. Los telómeros son los extremos de los cromosomas los cuales tienen por función estabilizar la estructura de estos permitiendo el desarrollo de la segmentación de las células. Los telómeros son estructuras proteicas que operan como verdaderos escudos evitando la degradación del ADN. 

3.- Controla el estrés, la angustia y la ansiedad.

La práctica del Mindfulness ayuda a disminuir la sensación de agobio ayudando al discernimiento eventual de circunstancias de real amenaza generando un bienestar físico y mental sostenido en el tiempo. Se ha demostrado que Mindfulness consigue disminuir el nivel de cortisol en el cuerpo. El cortisol es una hormona que el cuerpo secreta cuando “nos sentimos amenazados” por alguna razón. En dichas situaciones (percibidas como “situaciones límites”) el cortisol nos mantiene alertas para poder enfrentarlas. El problema está, cuando nos autoinducimos a ese estado de alerta en circunstancias que no se ciñen a la realidad, auto-creándonos amenazas que no existen. Generando así, cortisol cuando no lo necesitamos estresándonos y viviendo en la angustia. 

4.- El mejor remedio contra el insomnio

La práctica diaria de Mindfulness ayuda a relajar el cuerpo y la mente por lo que también quienes lo realizan evidencian un mejor control de las emociones y de los comportamientos que mantienen durante el día pudiendo conciliar un sueño más rápido y profundo. Todos sabemos lo irritante que es querer dormir y no poder hacerlo. Incluso, muchas personas sienten ansiedad cada vez que van a la cama cada noche debido al insomnio repercutiendo terriblemente en su productividad y ánimo al día siguiente. 

5.- Mejora el control emocional

Mindfulness nos ayuda a “soltar la mochila”, ese peso extra que llevamos donde quiera que vayamos. Uno de los beneficios importantes de la práctica recurrente de Mindfulness, es la capacidad de autocomprensión que genera. Con frecuencia nos acostumbramos a autoflagelarnos por los fracasos, pérdidas o malas decisiones del pasado enjuiciándonos duramente mutilando nuestro amor propio. El juicio social, así como el juicio propio termina por dañarnos irremediablemente. Quienes practican la atención plena, se conectan eficientemente con el presente y los estímulos del momento, pudiendo así, perdonar los errores del pasado y continuar adelante sin culpas y remordimientos creando una actitud saludable y edificante. Esto ocasionará un mayor control emocional, fortaleciendo la resiliencia y la autoconfianza haciendo más difícil “quebrarnos emocionalmente”.

6.- Fomenta la claridad y creatividad

Estar calmados, presentes y en armonía con lo que acontece “fuera” facilita la innovación haciendo que el cerebro aloje ideas que antes no se habían planteado. Investigadores del Instituto Leiden para el Cerebro y la Cognición, descubrieron que la meditación logra generar más espacio para la creación de nuevas ideas. Mindfulness produce una mayor flexibilidad y facilidad para plantear soluciones estratégicas frente a problemas y/o dificultades canalizando y clarificando de manera consciente nuestra energía cerebral y emocional.

7.- Mejora la asertividad en las relaciones interpersonales

Mindfulness ayuda con las habilidades interpersonales en la medida en que mejora la paciencia asociada al estrés propio de las relaciones interpersonales. Además, la práctica de la meditación permite conocer y aclarar nuestras emociones y sentimientos. Aspecto que nos vuelve mucho más empáticos, pudiendo así,  desarrollar con eficiencia nuestra capacidad para comunicar lo que sentimos sin dañar a la otra persona. 

¿Quiénes pueden practicar Mindfulness?

Nuevo Gigante

Si bien todos, sin exclusión podemos practicarlo, es necesario en un principio contar con una meditación guiada, puesto que de esa manera se hará más sencillo y dinámico para el principiante. Una duda frecuente es si esta práctica cuenta con un cariz religioso, y la respuesta es que no. Habitualmente la meditación suele asociarse a religiones como el budismo, sin embargo, el Mindfulness no guarda vínculo directo con la meditación tradicional budista, pues funciona como una práctica moderna de meditación ampliada para todo el mundo desvinculada de creencias religiosas. Mindfulness no cuenta con un carácter doctrinal o sagrado más que con la idea de uno mismo, por lo que se hace posible su práctica sin importar las creencias y/o visiones que tengamos acerca de la vida.

¿Has practicado la meditación alguna vez? En caso de que sí, ¿qué tal ha sido la experiencia?

Déjanos saber qué piensas en los comentarios. Ah, y si sientes que esta reflexión podría ser de
  • utilidad
  • discusión
  • necesidad
para alguien que conozcas

¡No olvides comentar y compartir!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*